Digo y se dice de mí…

b

ADVERTENCIA

(Guarnín)

Aunque parezca literal, la descripción contigua es una metáfora, una forma de expresión que permite al autor y a quien lo lee, vencer las barreras de la percepción humana, por que el pensamiento es energía y el lenguaje -y dentro del lenguaje las palabras- son simplemente códigos, signos preñados de limitaciones que cuartan nuestra expresión y nuestro entendimiento. Este texto y esta advertencia no escapan de ello.

En otro orden de ideas, es necesario informar que aunque la presente es una descripción muy seria, tiene ciertos toques de humor, palabras soeces e ironía que rayan en la informalidad necesaria para una descripción mucho más certera. Si busca algo más formal, por favor consulte:

NOTA IMPORTANTE: Se recomienda siempre leer en primera, segunda y tercera persona, de arriba a abajo, de abajo arriba, al derecho y/o al revés y viceversa. No tema a lo surrealista y entréguese a la poesía, el lenguaje del amor, la voz de Dios. Igualmente siéntase en la libertad de irse, recular y regresar cuando -y cuantas veces- quiera [1].

Smiley_green_alien_wink

Se dice de mí …

….¿? · )( · SM · )( · ¿?….

Vehemente, frenético, compulsivo, “hombre de la media hora”, apasionado, inoportuno, narcolépsico, elegante, metío, pana, salío, anaeróbico, irreverente, lindo, altivo, irónico, amable, crédulo, terco, odioso, inteligente, anárquico, predecible, disperso, desprendido, mercader y mercancía, “chico marlboro”, procrastinador, “un sol”, radical, educado, intenso, hedonista, rata, pendejo, ecléptico, “Peter Pan”, constante, desobediente, sibarita, religioso, feo, sincrético, bipolar, impredecible, peligroso, poeta, legalista… e hijo de puta, loco. No sé, algo debe haber de cierto, pero cuando escucho cosas así, pienso en que cada quien ve su propio reflejo en los demás -sea agradable o desagradable- y le teme a lo que simplemente no entiende, en este mundo resulta difícil ser franco, -eso sin contar las personas que confunden la amabilidad con coqueteo-. Somos como espejos donde se muestran nuestras virtudes, alegrías, frustraciones y temores, incluso aquellas cosas guardadas en lo más profundo de nuestros corazones y que no nos atrevemos a confesarnos a nosotros mismos. Cuando esto pasa, me detengo un instante, respiro y recuerdo la frase de Jodorowsky: “Los pájaros nacidos en jaulas, creen que volar es una enfermedad”.

Sonrío y sigo adelante.

En tercera persona:

Eduardo Saavedra-D’Attellis, mejor conocido como Eduardo D’Attellis es artista y futuro arquitecto prestado a la ciencia y la tecnología, del cual se rumora nació en Maracaibo bajo el signo de tauro el 18 de mayo de 1978. Fiel amante del poder creativo, este ciudadano del amor, maracaibero y doblemente luciteño es diseñador gráfico e industrial, artista digital, poeta y fotógrafo egresado de la EAP “Julio Árraga” en 1997.
*
Ahora yo:

Me definiría como un artista e integrador de soluciones, también como un ciudadano global en un contexto local. Estuve prestado por mucho tiempo a la ciencia y la tecnología, ¿aunque no estoy seguro si me devolvieron del todo? -siempre voy y vengo-, igualmente pienso que uno se queda por cualquier lugar por donde pasa y se lleva en el corazón cada memoria de su paso.

Un instructor de vuelo, así como Juan Salvador Gaviota cuando le dijo a Pedro:  “No creas lo que tus ojos te dicen, solo muestran limitaciones, mira con tu entendimiento, descubre lo que ya sabes y encontraras la verdadera manera de volar”.

Soy un “poeto” o poeta -ahora que está de moda exagerar en las distinciones de género- igual al que todos llevamos dentro, muchas veces dormido, que describe la vida monótona y rutinaria desde su propia óptica. Versando sobre los misterios de Dios, espejos y mariposas. Para mí, las mariposas son un símbolo perfecto de belleza y libertad, después de haber librado y vencido miles de batallas internas.

Mis amigos dicen que me gradué de Ingeniero Nuclear  (ya que he pasado por casi todos los núcleos de muchas universidades). La verdad, aunque parezca un ser disperso, busco mi destino en la multiplicidad del conocimiento, la integración, sostengo que todo conocimiento y la cultura proviene de la creación humana, por lo tanto es indivisible. Aunque no he adquirido hasta ahora una licencia para ejercer una profesión específica -lo estoy intentando con la arquitectura-, les digo que he preferido -o me ha tocado- ser “Docto”  que un doctor en algo específico -quizá aspirando llegar a ser “Polímata”-. Lo que sé -por fortuna-, creo que ninguna universidad me lo daría, a menos que estudie -y con enfoque indisciplinario- todas las carreras, jeje. Ya que -¡Gracias a Dios!- nunca me ha hecho falta tener un título universitario para alcanzar mis sueños, la formación y el grado universitario son herramientas valiosas y una gran satisfacción para quien los ha obtenido, -respeto y valoro mucho eso-, pero para mí lo más importante es el aprender, el conocer, el saber hacer, la ética, y lamentablemente hoy por hoy las universidades no son garantía de conocimiento y profesionalismo.

Maracaibero y Luciteño, pues nací en Maracaibo y crecí dos veces en pleno corazón de Santa Lucía, esta es la capital mundial del “mediolaganerismo” (aquí todo el mundo hace lo que le dé la gana),  aunque parezca egoísta o egocentrista, -es simplemente la belleza del lado luminoso de la anarquía-, me enorgullezco de eso. Gran parte de lo que soy se lo debo a esta tierra, aquí aprendí a doblar algunas reglas y a romper otras, a no tener dueños, ni ataduras. Me encanta la calidez y solidaridad de mi gente, ¡es un pueblo admirable!.

Creo que el mayor problema al que se enfrenta el mundo hoy en día es la intolerancia, las personas parecen no respetar lo que son y hacen los otros (incluyéndose a sí mismos, la autoaceptación es un paso muy importante). Además, muchos no están conscientes de su condición humana como entes generadores de cambios, transformadores de realidades y aceptan su destino -en muchos casos triste o mediocre- sin haber luchado por lograr algo mejor, sólo refutan entre palabras dañinas, sin acciones determinantes que ayuden a cambiar su destino, el cual construyen con cada una de sus acciones. Para reflexionar citaría a José Ingenieros cuando dijo hace más de un siglo: “La función capital del hombre mediocre es la paciencia imitativa, la del superior, la imaginación creadora. El mediocre tiende a confundirse entre los que lo rodean, el superior tiende a diferenciarse de ellos; mientras el uno se concreta a pensar con la cabeza de la sociedad, el otro aspira a pensar con la propia”.

Mis intereses son: arte, filosofía, psicología, política, ciencia, tecnología, innovación, informática (Software Libre), arquitectura, diseño industrial, física cuántica, desarrollo sostenible, pensamiento sistémico, organizaciones inteligentes (organizaciones que aprenden), industrias culturales, y gestión de calidad, entre otros temas. Todo conocimiento es importante, sea este científico, empírico o popular. Disfruto y aprendo de los frutos de la sabiduría e incluso de la brutalidad -de todo se aprende, si sabemos valorarlo asertivamente-. 😉

Me gustan las experiencias lúdicas. Juego algo de ajedrez,  scrabble, UNO, Monopolio y juegos de cartas -como póquer- entre otros juegos de mesa -cuando estoy de ganas-. Siento preferencia por armar rompecabezas y juegos de palabras -sobre todo los que tienen que ver con metalenguaje-. También juego con vídeo juegos de vez en cuando, pero en el mundo digital me entretengo con -el impelable- mahjong y las aplicaciones lúdicas de ciberliteratura.

Me gusta leer, escribir, hacer arte digital y -aunque ya no lo hago tanto como antes- disfrutar del azar de las artes manuales, incluso las efímeras. Igualmente me gusta el fútbol -aunque no soy fan de ningún club-, patinar, caminar, surfear en autobuses escuchando buena música y coleccionar juguetes (especialmente de Star Wars, de MARVEL y de The Matrix) -como todo un niño grande-.

En Venezuela para mal o para bien resulta una pregunta obligada la tendencia política, a esto respondo: – ¡Soy Proutista! -. “PROUT” es una teoría socio económica nacida en la India, que plantea tanto al capitalismo y al socialismo como modelos fracasados, desde ese punto, se describe como un modelo post-capitalista y post-socialista que recoge sus mejores prácticas e incluye la dimensión espiritual del ser humano como elemento fundamental para el desarrollo integral de la sociedad. En mi opinión personal tanto el capitalismo cómo el socialismo son modelos en los que se compite por la posesión de los medios de producción, a través de una lucha de clases imaginarias y se descuidan los elementos centrales de las civilizaciones, que para mí son: la humanidad, la naturaleza y las ciudades como espacios de convivencia. No estoy de acuerdo con ninguna práctica de orden fascista que es muy común verla practicarse en ambos bandos políticos de mi país, ¿como si el odio y la venganza disfrazada de reivindicación lograran más que el amor?. En resumen aunque mi inclinación siempre será hacia una centro izquierda humanista de orden progresista, colaboro con quien me pida ayuda siempre y cuando en la empresa propuesta prelen los intereses colectivos sobre los individuales -sin menoscabo del ejercicio pleno de las libertades individuales- y genere beneficios que resuelvan problemas de fondo y no de forma.

“Vivo entre un montón de personas con conciencia y acciones capitalistas, que pretenden vivir en un sueño socialista y no desafían sus vicios para despertar a sus sueños y transformarlos en realidad” y viceversa. :/

Para mí la libertad del conocimiento es una práctica socio cultural, que nos permite interactuar con mayor libertad en el mundo de las ideas, haciéndolas crecer y multiplicarse, respetando la individualidad de cada quien y sin mayor restricción que las propias interpretaciones de nuestro pensamiento, independientemente del perfil profesional, criterio y la tendencia política y/o religiosa de quien la practique. De igual manera nos permite compartir conocimientos desde la perspectiva de una comunidad global, para no tener la necesidad de reinventar la rueda.

Uno de mis grandes intereses en la vida siempre ha sido la Psicología y la relación indivisible del pensamiento humano con la definición de nuestra sociedad global, e igualmente la arquitectura y el urbanismo como política de ordenamiento del espacio público y las dinámicas de las ciudades. Desarrollar un sistema tecnoeducativo para intervenir y desarrollar de forma sistémica, integral y holística los procesos que modelan la consciencia de los seres humanos como seres biológicos, sociales, políticos y espirituales basado en los procesos de integración arte, ciencia y espiritualidad, resulta quizá la meta más ambiciosa de mi vida. Responder preguntas tales como: ¿Si Dios nos hizo al hombre a imagen y semejanza, por qué nos empeñamos más en humanizar a Dios que en espiritualizar al hombre? o ¿Porque qué desde la ventana de la pobreza reina la tendencia de mirar con odio y envidia a quienes se cree que tienen más e insistir en hacerlos responsables de sus miseria?. En este punto me refiero a la pobreza espiritual -claro está-, a mi parecer, la falta de dinero es algo circunstancial y que lamentablemente existen personas que son tan pobres, que sólo tienen dinero. Como cantó Cerati: “Quien no ama compra”.

Me he trazado como líneas de trabajo de este proyecto el crear condiciones para reconciliar al arte con la historia, devolverle la lógica al sentido común, darle valor social a la gestión de la calidad para la profesionalización del ejercicio político (considerando que todo es político), convertir al estado en un organismo omnisciente, omnipresente e indivisible con todos sus conciudadanos a través de sistemas de gerencia y administración electrónica, gobierno electrónico e infogobierno hechos con tecnologías libres, reconvertir a la educación en instrumento de libertad, concebir una nueva clase política con hombres y mujeres conscientes de las dimensiones físicas, mentales y espirituales de la naturaleza humana.

Lo confieso,  me gustan las cosas complicadas y sé que no es una empresa fácil. Además los quehaceres del día a día -y las presiones del tiempo y la supervivencia en este mundo material- parecen  alejarme del camino, pero con la vista siempre en la meta y enamorado de la aventura de alcanzarla. Total, ¡todos los sueños son utopías hasta que se convierten en realidad!.

Aunque a veces sea peligroso indicar libros como referencia personal, algunos de mis libros preferidos son “Juan Salvador Gaviota” de Richard Bach, “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry “El Manual del Guerrero de la Luz” de Paulo Coelho (lo uso como libro de consulta al azar a la par del Tao), “Rayuela” de Julio Cortazar, “Ensayo sobre la Ceguera” de José Saramago y “El Hombre Mediocre” de José Ingenieros. No le temo a los libros simples y pequeños -satanizados como autoayuda- como los de Walter Riso, Deepak Chopra, Jodorowsky y OSHO. Para la profundidad están -entre otros autores que recuerdo- George Gurdjieff, Prabhat Ranjan Sarkar, Nietzsche, Gibran Kahlil Gibran, Rafael Cadenas, Jorge Luis Borges, Gabriel garcía Márquez, los animados como los de Quino y los de Tute, y mi estimado Victor Machado. Tengo preferencia por los libros de cuentos e historias para niños (grandes y pequeños). Leo muchos libros técnicos  de ingeniería, matemáticas, gerencia, entre otros -libros de esos que no cuentan para ser considerado un gran lector por los refugiados en el mundo de la literatura- y libros de poesía -principalmente de autores independientes o no reconocidos-. En lo que se trata de películas, actores y directores, mi película favorita es The Matrix, me gustan casi todas las películas de Kubrick, Tim Burton, Christofer Nolan, Eliseo Subiela y Pedro Almodóvar, películas y series “fumadas” o de culto -sobre todo las que tratan sobre distopías- como Brazil, 1984, “The Black Mirror”,”The Neon Demon”, e igualmente muchas del “mainstream”. Otras de mis películas preferidas son “Amelie”, “Más allá de los Sueños”, “Across the Universe” y “La Vida es Bella” (me dejaron mucho), me encantan las películas de o sobre comics (Spiderman, Spawn, Hulk, Superman, X-Men, Batman, Ghost Rider, entre otras) y por su puesto no podía faltar la saga completa de Star Wars, Dunas y El Señor de los Anillos y Harry Potter. La verdad soy un cinéfilo amante de los formatos de alta definición. Disfruto las salas de cine, pero el control remoto en mano es otro cuento, jeje.

Mi gusto musical es muy variado va desde Pink Floyd (favorito) y la música Trip Hop (Massive Atack, Portishead), pasando por Björk, Tori Amos, Muse, A Perfect Circle, Tool, Elephant, Norah Jones y Amy Winehouse, también me gustan géneros como el ChillOut y la Bossa Nova (pa’ambientar principalmente) y canciones de grupos como Radiohead, U2, Led Zeppelin, Jethro Tull, Jefferson Airplane, Soda Stereo, Gustavo Cerati (favorito), Fito Páez, Juanes y Moby, hasta raíces más latinas como Silvio Rodríguez (favorito), Yordano, Vanessa Martín, Juan Luis Guerra, Daiquirí, Rubén Blades, Willie Colón, y Simón Díaz. La música -al igual que todas las artes- debe transmitir belleza y pasión, esa energía que mueve todo.

No me gusta adular, ni que me adulen. Reconozco las cualidades de los demás y acepto cuando lo hacen conmigo, pero desde un enfoque de refuerzo positivo. Igualmente valoro mucho alas personas que hacen su trabajo con amor y dedicación de forma desinteresada. Creo que el dinero debe ser una consecuencia de nuestro trabajo, no la causa y que existen recompensas más grandes, como la satisfacción del logro y la de ayudar a otros, muy parte de eso de que hay más dicha en el dar que en el recibir, eso sí, sin violentar el amor propio y la dignidad.

Mis prioridades en la vida son la paz interior, la familia, la estabilidad sentimental y la realización artística y profesional, las cuales procuro desarrollar simultáneamente, las unas no se dan sin las otras.

Según mi primera ex-esposa tengo Síndrome de Asperger y según la segunda soy bipolar, ¡le creo más a la primera!. Cuando uno estudia psicología descubre que, ¡nadie es normal!, y el que lo crea, ¡es el más loco delos autoproclamados cuerdos!. Aunque he superado muchas de las -supuestas- limitaciones propias de los Aspi, suelo resultar un poco tímido, introvertido o asocial, incluso aburrido si no me siento cómodo, motivado o si el círculo social donde me encuentre no es de mi interés -mutismo social- y me cuesta -o tardo- un poco responder al lenguaje corporal de los otros. Debo reconocer, que la mayoría de mis relaciones sociales -y mi formas de establecerlas- son atípicas y en cuanto a las relaciones sentimentales, ni hablar. Mi mejor forma de socializar es al otro lado de una cámara y con conversaciones complejas que despierten mi curiosidad. Lamentablemente para mí, la mayoría de las personas que frecuento no disfrutan el cultivarse intelectualmente y acepto que las personas básicas me aburren, con esto me refiero a las personas que se ahogan en la profundidad de las cosas simples, las elementales y las complejas. En oportunidades he experimentado problemas de comunicación por mi lenguaje estructurado y con interés en los detalles -el cual es naturalmente técnico o poético-. Me gusta llamar las cosas por su nombre y de ser posible en la jerga del interlocutor. Por ello le doy crédito a lo de ser Aspi -aunque resulta complicado hacer un diagnóstico acertado en adultos-. Creo que es más cuestión de circunstancia y además por ser hedonista o el natural narcisismo humano -nos llaman la atención las cosas que nos gustan, las que nos hacen sentir cómodos, plácidos, las que se parecen a nosotros-.  Suelo ser muy malo leyendo la expresión corporal de las chicas que me pretenden o con las que tengo empatía, por lo que suelo cometer errores frecuentemente en asuntos de relación (antes, durante y después), ya que si no me dicen las cosas de frente o no me abordan no caigo. Soy muy apasionado -mal llamado intenso- en temas de amor, no concibo el amor desde otra perspectiva que una hermosa locura -calma o agitada-. ¿Si no me comporto así?, preocúpense …

Me gustan las mujeres como el café: dulces, fuertes y calientes. Para mi existen tres tipos de mujeres: mujeres para mirar, mujeres para admirar y mujeres para amar. A veces se consiguen las tres características en una sola, a veces no. Aunque suelo ser muy selectivo, no tengo mayor predilección en cuanto al físico de las mujeres, para mí, los vínculos son más química, empatía energética, espiritualidad e incluso conexión psíquica. Igualmente debo reconocer que tengo debilidad por las mujeres altas, delgadas y pelirrojas, así como las muy blancas con el cabello negro. Lo primero que le veo a una mujer son sus ojos, ¡Ah, una mirada que me incendie el alma!, luego la sonrisa, las manos y los pies, seguido va el resto del cuerpecito. Después a conocerse, que es donde está la verdadera aventura para alcanzar el amor compartido.

Cuando se trata de comida, me gusta experimentar sabores. Me gusta el sushi, la comida china tradicional, platos gourmet y de cocina experimental, la comida italiana y la mediterránea en general. ¡Lo mejor de toda comida es el postre! -aunque un amigo dice que es la coca-cola, jejeje-, procuro disfrutarlo todo.

Soy un bebedor social, me gustan los vinos afrutados, las cidras y las cervezas fuertes (con plomo), las bebidas secas con buen aroma -como el buqué delos vinos-. Aunque no soy un fiel seguidor del alcohol, la verdad, no me gusta consumir nada que altere mi percepción, pero cuando hay que darle, ¡hay que darle!. Recuerdo una canción que cantábamos mis amigos y yo de adolescentes: ” ¡Beber!, ¡beber!, ¡beber hasta caer!, ¡pararse y vomitar!, ¡y luego continuar! beber, beber, beber”. Aunque no bebemos así desde adolescentes obviamente…”. También cantábamos: “Si las vacas volaran, que de cosas pasaran”. y “Las guayabas están maduras, las guayabas están maduras, las guayabas están maduras, se pudrieron las guayabas”., pero esa es otra historia, jeje.

Me gustan mucho los cafés y otros sitios tranquilos, con ambientes variados donde puedas conversar, comer y tomarte algo, ¡sin estrés!. Ir a un sitio donde tienes que hacer una cola para entrar, te registren, esperar caerle bien al portero para que te deje pasar, una vez adentro te encuentras hacinado, tropiezas con todo el mundo, la música es tan alta que dudas que hay un alma dentro de ti por que apenas te escuchas tu mismo al gritar y todo es costosísimo, de verdad, ¡no son mi concepto de diversión!. Pero cuando toca -y no hay más remedio-, intento disfrutarlo igual. ¡Hay momentos para hacer (decidir) y hay momentos para aceptar, ¡hay que tomar lo bueno! .

Si pudiera elegir un súper poder, sería yo mismo, mostrándole a todo el mundo como serían sus vidas si la vieran de una forma diferente y cuanto pudieran hacer con simplemente empeño y dedicación. De pana, Spiderman, Wolverine, Ghost Rider, Batman al igual que la mayoría de los superhéroes tienen vidas muy complicadas …, ¡Creo que es por que trabajan solos!, tienen el don, ¡el don es poder! y el poder implica una gran responsabilidad, al menos Batman se buscó un ayudante -además de la asistencia de Alfred y otros amigos-, ¡era mucho peso para sus hombros!.

[1] Ciertas condiciones aplican. Promoción no notificada a INDEPABIS o alguna otra institución nacional o internacional de protección al cliente/consumidor, por lo que usted está de su cuenta.

Guardar

Guardar

Guardar

Anuncios

4 pensamientos en “Digo y se dice de mí…

  1. quiliro en dijo:

    Que chévere descripción de ti mismo, Eduardo. ¡Me ha inspirado a escribir la mía!

    Haría una corrección de forma y no de fondo. El anarquísmo es el respeto de las ideas de los otros y las relaciones basadas en consenso. El anarquísmo no es desorden o libertinaje como parece que lo propones. Sin embargo, por los conceptos que expresas, pareces compartir las ideas de la anarquía. Me parece buena la tolerancia e inclusión que expresan tus ideas anarquistas.

  2. Gabriela Cardozo en dijo:

    Eres lo que muchos quieren ser, un príncipe libre, que enfrenta realidades dentro y fuera, que inventa una historia donde enfoca sus virtudes, sus miedos, pero sobre todo sus ideales. Soy muy buena criticando estrellas por eso tengo nombre de Ángel.

  3. Sabes me gusta tu manera del ver la vida.. Expresada a través de versos eres un alma libre donde para ti el cielo es el limite .. Esa habilidad que tienes te hacer ver mas allá..

    Neilit Cornielis….

  4. Angel Vásquez en dijo:

    Hermano me parece muy interesante tu auto-descripción, tenemos mucho en común, sobre todo por el sentido de libertad que nos motiva, la irreverencia, lo anti-convencional, los gustos por el auto-cultivo, tanto espiritual como intelectual, “que bueno hermano”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: