Quizá

Quizá la lluvia
de la noche nueva
no supo lavar el tiempo
acumulado en los ojos.

Y los insomnios
al otro lado de la piel
no saben dormir.

Que las historias
se cosen -entre desaciertos-
con hilos rojos.

Y las luciérnagas
no necesitan alumbrar
la mañana.

Que la madrugada
aprende de la obscuridad
sus demonios.

Y las palabras
no nacen en la boca
sino en los oídos.

Quizá tarde
sea temprano
en la circularidad del tiempo.

Y yo
no esté listo
para ti.

Eduardo D’Attellis
112917

Anuncios
Esta entrada se publicó el mayo 12, 2018 en 8:19 am y se archivó dentro de Arte y Poesía. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: