+58

Hoy no sé
como llamar
a los muertos
de tus futuros imposibles.

Está de moda:
vestirse de ti,
pintarse de ti,
servirse de ti,
burlarse de ti,
morir por ti.

Y nadie te mira.

No logran verte un poco más abajo
de la mediática superficie
que brilla obscura
sobre el llanto
de las ausencias programadas.

No te ven morir
en la espuma seca
de los verbos iracundos,
en el quebranto atragantado
de las palabras rotas,
en el verde pálido
y el azul fétido
de la transfiguración
de los negros derramados,
en el fuego absurdo
de las frescas ramas rotas,
en las irracionales cenizas
de los patrimonios caídos
y los metales cortados,
en la atención obsesiva
de los supermercados,
en las histriónicas
caricias de odio
de los abanderados,
en la absurda mediocridad
de las ideas rebuscadas
para decorarte.

Me he parado en el filo
de las dos caras
de esta moneda
que gira en el aire,
junto al azar invisible
que amarra mis pies
a tu suerte.

No seré un borrego más
en este juego de crucetas,
ni un grito sordo
en las miradas bipolares.

Y me escurro
en letras muertas
para celebrar
con frustración exquisita,
que mientras el resto
te dice patria
en mí siempre serás
nación.

Eduardo D’Attellis
061217

Anuncios
Esta entrada fue publicada el febrero 28, 2018 a las 11:17 am. Se guardó como Arte y Poesía, Política y etiquetado como , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: