Exordio Nocturno de Primavera

Ve,
huye de mí,
que ninguna mariposa,
sed o silencio
te delaten.

Tú que me llevas
en la sonrisa,
en el rubor
que dibuja crepúsculos
en tu mirada.

Corre tan lejos
como puedas,
que nuestros labios
arden como suicidios,
y un sueño madruga
en el deseo
de arrancarnos la piel.

Ve,
que hay niños
que quieren llorar
al saber la primavera,
y yo muero de ganas
de florecer en ti.

Eduardo D’Attellis
092517

Anuncios
Esta entrada se publicó el noviembre 6, 2017 en 8:16 pm y se archivó dentro de Arte y Poesía. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: