White Rabbit

Un remolino de palabras
perfumado de madrugada
le vestía de insomnios.

En una mirada suya
adulteré mi tiempo
ahogado de tristeza.

Ya no sé
como se juega
este juego.

Donde los espejos
son alas,
y los misterios
son uno
con el tiempo.

Eduardo D’Attellis
052517

Anuncios
Esta entrada se publicó el mayo 27, 2017 en 9:52 pm y se archivó dentro de Arte y Poesía. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: