Jaula de Carne

En la jaula de carne
aún hay bestias que domesticar.

Las lenguas de rayo
alumbran extrañas
-pavorosas, incomprensibles-
en los túneles de humo
cuando el miedo gobierna
sobre las sombras amarillas.

Ebrios de soledad
-en las memorias repetidas-
los susurros amplificados
reinan la noche.

Como dragones de agua
lanzando chispas de resurrección
sobre ocasos posesos
hundidos en la profundidad
del mar abisal.

Eduardo D’Attellis
022717

Anuncios
Esta entrada se publicó el marzo 15, 2017 en 10:26 am y se archivó dentro de Arte y Poesía. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: