Solsticio de Invierno

alien-anaconda

Le diré al amanecer
que no cuente contigo,
como un misterio
que sólo sabe la madrugada.

Que he borrado de mis ojos
el encanto de tus rarezas,
dibujando milagros invisibles
que no serán para ti.

Que olvidé como abrir
brechas en el tiempo,
lugares e historias
de dragones y unicornios
para romper cadenas.

Que fuimos seres místicos
habitando cuerpos
de extraños imperfectos,
dulcemente destinados
a no ser.

Eduardo D’Attellis
010117

Anuncios
Esta entrada se publicó el enero 11, 2017 en 8:00 pm y se archivó dentro de Arte y Poesía. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: