Carpas de Concreto

carpa

Encuentros y desencuentros
flotan en la desmemoria,
en la pasiva fragancia
de los lunes de soles pálidos
después de la lluvia,
en la extraña temperatura
de las visitas,
de las casas ajenas.

Ya no quedan refugios
bajo las carpas de concreto,
los rincones soñados de piel,
los abrazos cálidos,
las sonrisas y miradas dulces,
han partido.

Mirando al sur
con ojos de papel
vistieron sus marcas
de silencios,
dibujando pausas eternas,
como diciendo adiós
sin querer.

Eduardo D’Attellis
112216

Guardar

Anuncios
Esta entrada se publicó el noviembre 22, 2016 en 10:10 pm y se archivó dentro de Arte y Poesía. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: