Pulso de Estrobo

Coletazo Rojo

A mi Niña Celeste

Un pájaro estéreo
trae en sus alas de tiempo
un sueño de aviones diminutos
y barcos de papel.

En este mar alucinado
no hay distancias posibles,
sólo la necedad de las palabras
de mis diálogos imaginarios
queriendo aprender del viento
-de tu miríada de silencios-,
la correcta traducción
del lenguaje invisible
de la canción de las piedras.

Apagar el bullicio
de la estroboscopía
en mi ventana de máquinas amarillas,
entendiendo los subtítulos
de los sonidos derramados de tu voz.

Dejar de ser mañana
de sábanas adhesivas
y cabellos desordenados,
este suspiro de guitarra sorda
que sueña sorbos de plomo
deseando desaparecer.

Eduardo D’Attellis
100716

Guardar

Anuncios
Esta entrada se publicó el octubre 8, 2016 en 6:06 pm y se archivó dentro de Arte y Poesía. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: