Fuente

Dispersión Azul

En tus ojos fui
un ser amarillo
-primario e intenso-,
una palma abierta
bajo la estrella pendulante
de tus percepciones.

Los caminos azules de tus manos
delataban tus dolores,
eras transeúnte de una ciudad detenida,
caminante ambivalente
-de alma y piel desnuda-
bajo aguaceros de palabras.

En tu estela de alas de ventana
creí haber curvado el tiempo otra vez,
un viaje desordenado,
detrás de las sombras
de mis sangrantes ojos decembrinos.

Eduardo D’Attellis
032416

Anuncios
Esta entrada se publicó el marzo 25, 2016 en 5:46 pm y se archivó dentro de Arte y Poesía. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: