Divergente

periferia

Derramo mis rarezas
incómodo de divergencia.

En el limbo
de la muerte sin tumba
todos se hacen extraños.

Soy voz de huracán
de un dios marchito,
periferia invisible
ahogada de silencios,
locura engavetada de buró,
invierno de fuego
mirando primaveras
pasando apuradas
sin voluntad de florecer.

Eduardo D’Attellis
122715

Anuncios
Esta entrada se publicó el diciembre 27, 2015 en 11:34 pm y se archivó dentro de Arte y Poesía. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: