Magazine

IMG_4748

Tu mirada de marfil y azabache
permea mis sienes nuevamente,
incendiando mi conciencia
con el rojo incólume de tu boca.

Dibújame otra vez con tus colores infinitos,
arráncame con un beso el hedor a espera de mi piel.
No quiero ver más edificios bermellón imposible
derrumbarse desde mi sala de sueños sin techo.

Me he hecho tiburón de antigüedad,
lengua cansada de oro y espada.
La fauna que te decora
se me hace selva impenetrable.

Sé que volví a ti en otra era,
gastado de ventanas de ayer,
tripulante intenso de tu forma onírica,
polizón de martes y jueves en tu risa.

Me vi llegando tarde otra vez,
reclamando amor con banderas rotas,
montando remolinos impuntuales,
entre funerales de mil cristos azules.
Borracho de intimidad en el hastío
de mis fiestas de sol
sin ti.

Eduardo D’Attellis
112515

Anuncios
Esta entrada se publicó el noviembre 25, 2015 en 2:53 pm y se archivó dentro de Arte y Poesía. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: