Mirada Furibunda

Mirada Furibunda

Los techos abren sus bocas al cielo,
arrimando la sed hacia sus calles,
sus lenguas impermeables
ya no dan de beber.

Me dejo caer desde la cúspide de la entropía,
he caminado demasiado bajo el sol,
evitando los dolores de la mediocridad.

En el silencio que deja la obscuridad,
abrazo la soledad con desesperanza.
Son demasiados los militantes de la miseria,
-en el ruido ya no distingo el color de sus banderas-.

Camino una ves más entre las sombras,
esperando la muerte en cualquier esquina,
con la mirada llena de furia
a punto de disparar.

Eduardo D’Attellis
082715

Anuncios
Esta entrada se publicó el agosto 27, 2015 en 10:06 pm y se archivó dentro de Arte y Poesía. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: