Sol Narcolépsico

Libertador en Reparación

Un Libertador encerrado en su propia reparación
de tantas batallas vencidas -por vencer-.
Debe liberarse a si mismo,
todo el universo le acompaña.

Hoy se desnuda el acero,
se descascara de su brillosa piel amarilla
que le dio la bienvenida a este mundo.
Retrato de sol intermitente,
arco reflejo de la luna,
sol narcolépsico.

Corcel rojo, hipocampo azul, jinete violeta,
te pierdes entre palíndromo y capicúa.
Libera las mariposas de tu pecho.
Vuela junto a la mariposa roja
que se vistió de colores para encontrarte.

Tus memorias regresan
y se arman a tiempo y destiempo.
Toma tu barca hasta la profundidad del mar,
en sueños de Neptuno y amor revelado.

Exiliado de sus ojos profundos
-mirada infinita que desata dragones-.
Consume con tu fuego todo temor,
regresa a tu ciudad que te extraña.
Vive tu ciudad que sueñas y te sueña.

¡Tu canto es libertad!.

Eduardo D’Attellis
06251

Anuncios
Esta entrada fue publicada el junio 25, 2013 a las 10:56 am. Se guardó como Arte y Poesía y etiquetado como . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: